Finca Sálama S/N - Acebo (Cáceres)
Desde

¿Quieres reservar?
PETICIÓN DE RESERVA

Albergue Sálama, un lugar de aprendizaje y encuentro con la naturaleza y con un@ mism@.

Como un sencillo albergue de peregrinos, Sálama abre sus puertas para compartir su pequeño valle, con manantiales, arroyo, bosquecillo de ribera, un breve y hermoso bosque y sus huertos, pastos y frutales. Una naturaleza que, pensamos, propicie el trabajo de encuentro con la tradición y el arte. Sálama se ofrece como un espacio para el encuentro con nuestra tradición sapiencial y estética, antes que el desgaste civilizador de nuestros tiempos disuelva esta relación y la concepción, ya casi en el olvido, del hombre como criatura integral y como puente entre los mundos.

Así es como se nos presenta el albergue Sálama, un proyecto de Sálama Comunicación, una empresa de servicios de comunicación con criterios de sostenibilidad. Desde sus inicios, los tres socios y amigos Dionisio, Mª Jesús y Beatriz han demostrado su buen hacer en la realización de contenidos editoriales, audiovisuales o formativos relacionados con el arte, la cultura, la naturaleza y el medio rural. En paralelo a su actividad, y en línea con su visión empresarial de responsabilidad social y natural están cerrando el círculo y demostrando día a día como hacer una empresa sostenible y responsable.

El albergue Sálama se inicia en este año 2013 con la intención de ofrecer un espacio para la convivencia y la realización de actividades y cursos con fuerte contenido social, ambiental y espiritual. Se encuentra a 4km. de Acebo, en plena Sierra de Gata, en la provincia de Cáceres. Muy cerca tenemos las piscinas naturales de Jevero, una de las más famosas de la región, donde podemos refrescarnos en verano. Todo el valle en el que se enclava el albergue es de una naturaleza casi intacta, con variedades de vegetación de ribera, robles y castaños que se derraman en la lejanía.

La finca consta de varias hectáreas con edificios realizados con técnicas de bioconstrucción y materiales naturales. Se aprovechan las superficies para la captación de energía solar para la autoproducción de toda la energía necesaria y la regulación de la temperatura interior. Consta de 16 plazas además de la zona de acampada exterior. Las habitaciones son compartidas y modestas pero con todo lo necesario para un descanso reparador y las tarifas son muy asequibles. Además ofrecen descuentos para grupos.

La comida se basa en dieta mediterránea u ovo-lácteo-vegetariana con productos de la zona o del mismo huerto que ellos mismos cultivan. Tienen también variedades de frutales, parras e incluso gallinas y ovejas. El agua fluye por una fuente natural en la misma finca y riega con gracia toda esta preciosa tierra.

Además del alojamiento, nos ofrecen una serie de actividades que convierten el albergue Sálama en una auténtica experiencia de aprendizaje. La programación se encuentra en su página web y podemos encontrar desde clases de Chi Kung y Tai-chi Chuan, hasta cenas con concierto de música renacentista y medieval, pasando por rutas culturales de senderismo por los lugares más bellos de la Sierra de Gata.